entronizaciÓN DE LA PALABRA DEL CURSO JOSÉ EL SOÑADOR

A. MOTIVACIÓN

Monitor:
Vamos a celebrar la Palabra del Señor que es viva y eficaz.
Ella es el centro no sólo de este Curso, sino de nuestra vida y de la vida de la Iglesia.
Los predicadores son sólo la voz. La Palabra es la Palabra; Palabra que toca los corazones y convierte. Por eso vamos a darle el lugar de honor en este Curso.

Canto sugerido: "Tu Palabra me da vida" (Espinoza). Puede ser algún otro canto relativo a la Palabra.

Se puede usar el estribillo del canto, intercalándolo con la lectura de la Palabra de la siguiente manera:

Tu Palabra me da vida, confió en ti, Señor, tu Palabra es eterna, en ella esperaré.
¡Llegue hasta mí tu amor, YWHW, tu salvación, conforme a tu promesa!  Sal 119, 41

Tu Palabra me da vida, confió en ti, Señor, tu Palabra es eterna, en ella esperaré.
Favorece a tu siervo y viviré, y así guardaré tu Palabra. Sal 119, 17

Tu Palabra me da vida, confió en ti, Señor, tu Palabra es eterna, en ella esperaré.
Busco con anhelo tu favor, tenme piedad por tu promesa. Sal 119, 58

Tu Palabra me da vida, confió en ti, Señor, tu Palabra es eterna, en ella esperaré.

 

B. PROCESIÓN CON LA PALABRA EN ALTO

José, entra con la Biblia carrada. Le acompañan tres personas que llevan un sol, una luna y estrellas.
Atrás: Tres pirámides de diferentes tamaños.

Mientras va entrando, alguien lee sus dos sueños: Gen 37,6-7; 37,9-10.

Al final, José declara: "Aunque ustedes pensaron hacerme daño, Dios lo pensó para bien, para hacer sobrevivir, como ocurre, a un pueblo numeroso": Gen 50,20.

José muestra la Biblia y la coloca en el Altar, que ya está debidamente arreglado, con mantel, flores y cirio.

C. LLEGADA AL FRENTE

Monitor:
En todo el curso permanecerá cerrada la Palabra, porqué Dios no habla y prácticamente parece ausente y hasta cómplice silencioso de las injusticias en este período.

Ahora vamos a colocar dos signos propios del curso José el soñador:

  • 1º Una perla, porque Jesús, que es la Palabra, es la Perla preciosa de gran valor.
  • 2º Un vestido de colores, porque somos los hijos amados de Dios.

Colocaremos un signo propio de nuestra cultura: (Se escoge).

 

D. PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA

Monitor:
Escuchemos la Palabra que el Señor nos quiere dirigir el día de hoy.

El ministro hace la siguiente lectura:
"El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobre la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor." (Lc 4,18-19).

Monitor
Guardamos un momento de silencio para meditar la Palabra.

 

E. ENTRONIZACIÓN EN EL CORAZÓN

Monitor:
Sin embargo, Dios quiere escribir y entronizar su Palabra en nuestro corazón.

Cada participante abraza su biblia sobre su corazón y repite la siguiente oración:

Padre, en la plenitud de los tiempos,
tú enviaste tu Palabra a este mundo.
Hoy, yo la acojo y la abrazo, como signo de tu amor por mí
y por todos los hombres.
Espíritu Santo. Tú revelas la verdad completa.
Revélame los secretos que sabios y prudentes no entienden.
Jesús, Palabra de vida, Palabra del Padre,
explícame el secreto de las Escrituras
como lo hiciste a los discípulos de Emaús.
Que mi corazón arda con el fuego de tu Palabra.
Amén.